relatos del viento
La algarroba  frente a la soja transgénica.
 
Patricia Rionda y Pablo Rosalía
hicieron partícipes, en el local pachakuti, de sus andanzas por el Norte Cordobés..
en un Relato del Viento que incluyó degustación de sabrosos preparados de algarroba..
 
¿algarroba?
 
..sí, la que fue base de alimentación de los pueblos originarios durante miles de años, la que  aporta cantidades esenciales de calcio, azúcares, fibras, vitaminas, etc, que la hacen parecer como un alimento perfecto, apta inclusive para celíacos… pero que había sido despreciada en la dieta porque “es cosa de indio… de campesino pobre”
 
Y que ahora, pese a la revalorización que pareciera crecer desde la ciudad (grupos de consumo responsable, new age, ecologistas o por moda como producto exótico) lo cierto es que al día de hoy cuesta mucho que el campesino-criollo la reintroduzca en su dieta cotidiana..
 
..Y ahí van, este argentino y esta asturiana, aportando su granito, rescatando conocimientos, saberes y sabores, y , en la fase productiva, tratando de colocar a la algarroba en su lugar..
 
Frente a los miles y miles y miles de hectáreas de latifundio con soja transgénica , que, además de destruir culturas, de destrozar los campos, de inundar con agrotóxicos todo el territorio, de exterminar la biodiversidad cordobesa (y del resto de Argentina, y de Bolivia, y de Paraguay , y de Brasil..)
 
..provocan “anécdotas” como las que ilustraron Pablo y Patricia con sus documentales: el monocultivo sojero ha provocado ya aumento desmesurado de alguna plagas de palomas: y  el capitalismo ramplón se aprovecha de ello organizando, medio legal y medio clandestino, cacerías con empresas yanquis (y europeas y canadienses) , que llevan a estos turistas-cazadores a hoteles-estancias aisladas, desde  donde los del rifle-gringo disparan a mansalva, produciendo la caída de las balas en las casas de los campesinos, y contaminando de plomo los esteros y ríos..
 
Esta no es la única “externalidad” del cultivo sojero que es tan poderoso como para presionar a todos los gobiernos, el de Córdoba y el de Buenos Aires, con sus proyectos de muerte.
 
Por los caminos y rutas, por las escuelas y fincas humildes, Patricia y Pablo aun encuentran complicidades que fortalecer, en la recuperación de memorias, en las fiestas a la pachamama, en los santos populares que son ceremoniados, en las historias latentes en los pobladores, que aun resisten a la invasión sojera, y cuyas historias de vida, van siendo compartidas en las tareas y los días de esta gente de los Relatos del Vientos, y que tuvimos la suerte de compartir en el espacio pachakuti.
 
 
Libros, revistas, audios, videos, podemos encontrar  y os invitamos a explorar  en
 
http://relatosdelviento.blogspot.com.es/