9ª Semana de Comercio Justo. Siero
Siero ha sido pionera en Asturias.
Van ya Nueve semanas en nueve años: la primera de ellas
sirvió de marco para convocar a los colectivos del Estado Español
que aprobaron lo que se llama el Manifesto contra el sello FLO de comercio Justo.
http://www.espaciocomerciojusto.org/(...)flo.pdf
 
¿Qué es el comercio justo?
 
¿qué relación tiene con El Salvador?
 
En el país de Monseñor Romero han sido adelantadas las organizaciones que han trabajado la Economía Solidaria y el Comercio Justo..
Adalberto Blanco de Fecoracen.El Salvador, dio testimonio en el Tribunal de Justicia Climática celebrado en Siero 2011.
Su alegato central estaba basado en las alternativas del comercio justo-soberania alimentaria.
  
Abriendo Espacio por un
Comercio Justo

 
El Comercio Justo es un movimiento social que, a través de una práctica comercial, una labor de sensibilización y un trabajo de movilización social aspira a cambiar los actuales modelos de relaciones económicas y participar en la construcción de alternativas. Como tal movimiento social, el comercio justo refleja la diversidad existente en la sociedad, y tiene muchas definiciones e interpretaciones dependiendo de las organizaciones que las realicen.

Se hace necesario clarificar las diferentes visiones existentes Las organizaciones que conformamos el Espacio por un Comercio Justo pretendemos con este documento definir nuestras posturas con respecto al Comercio Justo y a nuestra lucha por la transformación social. Apostamos por una formulación abierta que recoja los principios básicos para trabajar en una dirección común, y nuestro compromiso es cumplir estos principios en la mayor medida de lo posible.

El Comercio Internacional no es el motor de desarrollo

Entendemos el comercio mundial como un complemento del comercio local, y no como un motor de desarrollo. El Comercio Justo lucha para cambiar las injustas relaciones comerciales internacionales. Nos oponemos a la liberalización del comercio y denunciamos la política de la OMC y otras instituciones internacionales de imponer la apertura de los mercados del Sur. Apoyamos en ese sentido las luchas que las organizaciones campesinas mantienen en defensa de sus cultivos y formas tradicionales de producción.

Un Comercio Justo transformador

El Comercio Justo es un proceso de intercambio de productos que, respetando la Naturaleza, busca repartir equitativamente los esfuerzos y los beneficios entre los participantes. Pero un comercio absolutamente justo es imposible en el mundo en que vivimos. Mediante la transparencia en toda la cadena buscamos la posibilidad de que todos los actores, especialmente el consumidor, puedan tomar sus decisiones responsablemente. Para ello es imprescindible reforzar la transparencia y la comunicación en todos los eslabones de la cadena comercial, reforzando el principio de confianza, básico en nuestras relaciones. También es necesario mantener una vigilancia ante el impacto de nuestras actuaciones, y no dar por supuesto que las buenas intenciones tienen por sí solas efectos positivos.

Pensamos que el objetivo del Comercio Justo es, cuando menos, doble: por una parte, crear actores críticos en toda la cadena económica; por otra, desarrollar espacios de prácticas alternativas que se articulen en redes locales y globales facilitando las condiciones para amplias movilizaciones sociales .

El objetivo del Comercio Justo no puede ser crecer cuantitativamente para transferir más recursos al Sur, entre otras cosas porque no vemos el Comercio Justo en estrictos términos Norte-Sur, sino desde una perspectiva global de cambio en los ámbitos de la producción, el comercio y el consumo.

Apostamos por la economía solidaria, que acoge una pluralidad de estrategias y proyectos diversos, y en muy diferentes ámbitos: finanzas alternativas, cooperativas de consumo, software libre, editoriales asociativas, etc. Nos oponemos a la entrada de las transnacionales en el Comercio Justo y combatimos su papel en el comercio, así como sus prácticas. Apostamos a lo interno, por funcionar de la manera más participativa posible, y por la cooperación y coordinación entre las diferentes organizaciones -frente a la actitud de competencia -, priorizando nuestro trabajo con aquellas con las que compartimos nuestra visión del Comercio Justo.

Cada trabajador que participa en el Comercio Justo ha de poder decidir libremente su vida económica y vivir dignamente de su trabajo, respetando el equilibrio ecológico.
 
Por la Soberanía Alimentaria
 
Apostamos por la Soberanía Alimentaria, tanto en el Sur como en el Norte. La consideramos una línea estratégica que da coherencia al conjunto de nuestra alternativa. Apostamos por la agroecología frente a la industrialización de la agricultura, que sirve para desviar sus beneficios hacia las megaempresas del Norte.

Fomentamos el protagonismo de las organizaciones del Sur apoyando su fortalecimiento y dándoles protagonismo en la globalidad del proceso, en lugar de montones de criterios. Defendemos su autogestión manteniendo la propiedad y control de los medios de producción por parte de las unidades productivas organizadas igualitaria y democráticamente. Mantenemos relaciones estables, donde el comercio es parte de una relación global de cooperación y lucha por unos mismos objetivos.

Trabajamos con
organizaciones que funcionen respetando el medioambiente según los principios agroecológicos, y que preserven su cultura alimentaria y favorezcan las producciones y elaboraciones artesanas. Organizaciones que tengan por objetivo fortalecer el desarrollo local y su prioridad sean los mercados locales. No queremos aumentar la dependencia del mercado internacional incluso “aunque sea justo”.

El movimiento de Comercio Justo debe fortalecer a aquellas organizaciones que dinamizan la lucha por la Soberanía Alimentaria en su país, que están comprometidas social y políticamente con los derechos de los trabajadores y campesinos, con las luchas por la democracia y con la igualdad de género en sus sociedades.

Una relación de cooperación y no impositiva

La relación que establece el Comercio Justo a través de la importación de productos es una relación compleja, que no se puede simplificar con unas pocas normas. Apostamos por procesos participativos de definición de criterios, que acompañen a la imprescindible transparencia, frente a modelos de certificación de productos tipo FLO. Este sello reduce el comercio justo a algunas de las características del producto, especialmente ( o casi exclusivamente ) al precio pagado y la forma de financiación. Con ello avala que multinacionales, y hasta el Banco Mundial , afirmen que hacen comercio justo en alguna parte de su actividad cuando el conjunto de su actividad es el paradigma del comercio injusto que queremos combatir Nosotros creemos que el comercio es el conjunto de un proceso y es en su totalidad donde se ha de buscar la equidad. Ello requiere de un esfuerzo permanente de debate e información del que, de forma transparente, debe hacerse participe a todos los actores que participan en la cadena del Comercio Justo.

La posibilidad que el acceso a fuentes de financiación nos da a algunas organizaciones de Comercio Justo de los países llamados del Norte, ha de utilizarse en una relación que debe empoderar y fortalecer a todas sus partes. Debemos evitar que los flujos financieros puedan modificar las prioridades que democráticamente se han dado las organizaciones del Sur.

Debemos evitar trasladar las necesidades de los mercados del Norte a las producciones del Sur, cuando puedan ir en detrimento de las formas en que, culturalmente, cada pueblo ha resuelto su armonía con la naturaleza. Descartamos importar aquellos productos que ya se producen localmente con condiciones sociales y ecológicos equivalentes, ya que entendemos el Comercio Justo como unos principios que deben guiar las relaciones comerciales, dentro del Sur y dentro del Norte y no solo una exigencia del Norte hacia el Sur. En aquellos productos de Comercio Justo en que haya ingredientes significativos que se produzcan en el Norte deben buscarse las mismas condiciones sociales y ecológicas que buscamos en el Sur. Si bien las labores de importación de productos implican una gestión centralizada, es importante promover el acceso de todas las organizaciones que lo deseen a la participación en estructuras dedicadas a dichas tareas, sin importar la dimensión o los recursos de dichas organizaciones".

La transformación de los productos en beneficio del Medio Rural

La mayor parte de la transformación se tendría que hacer por organizaciones campesinas lo más próximo posible a los campesinos, a sus organizaciones y controlado por ellas, dando un mayor valor añadido a sus productos, fortaleciendo al medio rural en lugar de a las grandes empresas transformadoras y comercializadoras.

Cuando no fuera posible, debemos defender aquí los mismos criterios que en el Sur, trabajando con empresas del tercer sector, cooperativas o pequeñas empresas que participen de una agricultura y alimentación alternativa (artesanos, producción ecológica, zonas rurales deprimidas...).
 
En ningún caso
el Comercio Justo debe trabajar con empresas multinacionales que están en el
centro del actual modelo injusto e insostenible.

http://www.espaciocomerciojusto.org/
 
http://esthervivas.com/(...)desde-la-soberania-alimentaria/
 
 
Tribunal Justicia Climática en Siero: abril 2011.
/(...)x-clima-video-resumen.html
 
Testigo Adalberto  Blanco - Fecoracen de el Salvador
http://www.fecoracen.org/comer_es_hoy_un_acto_politico_02.pdf

Soy Adalberto Blanco soy parte del personal técnico y político de la Federación de Cooperativas de la Reforma Agraria  de la región central de El Salvador y empezaría esta exposición con la biopirateria en contra de la empresa Sygenta y en contra de todas las empresas que hacen biopirateria.

Empezaría exponiendo de donde son originarias las semillas.
¿De donde es originario el maíz? El maíz es originario de América.
¿De donde es originario el tomate? ¿De Europa? No. El tomate es originario de los Andes.
¿De donde es originaria la papa, la patata que salvó a Europa de la hambruna? Originaria de los Andes.
¿De donde es originario el trigo? Originario de Medio Oriente.
¿La caña de azúcar? De nueva Guinea
¿La soja? de Asia. ¿El arroz?, de Asia. ¿El fríjol? De América.

Y todo esto, con un largo proceso de selección natural de las mujeres, de los hombres que han trabajado la tierra durante 8000-10.000 años de selección hasta llegar a lo que tenemos hoy en día.

8000-10.000 años de selección. 8000- 10.000 años no es nada.

Pero hace 40 años un grupo empresas que se autodenominó empresas de la ciencia para la vida ha empezado a patentar semillas.

Han empezado a decir esta semilla es mía. Y si tú quieres usarla tienes que pagarme. Hace 40 años.

Pero nosotros y nosotras los agricultores, los campesinos, los nativos, los indígenas, nunca hemos tenido un canon por comer patata, alubias, frijoles, tomate.

Durante 8000-10.000 años no hemos pedido un canon y estas empresas desde hace 40-50 años quieren cobrar un canon.

Inicialmente por la semilla terminator, una semilla que se auto destruye, que no germina. Obliga al agricultor y a la agricultora a comprar semilla cada año. Hace 40 años no pasaba eso.

Luego están los organismos genéticamente modificados los OGM ¿Que hacen las empresas que constituyen estas empresas para la vida entre otras Syngenta, Monsanto, Dupont? ¿Qué hacen estas empresas? Cambian un gen y dicen que esta semilla es mía y si quieren usarla me tienen que pagar.

Y si mi semilla es transgénica y si mi semilla es tradicional también me tienen que pagar. Este grupo de compañías entre ellas Dupont, Syngenta y Monsanto controlan el 60% de la producción mundial de plaguicidas. Controlan el 23% de las semillas. Y controlan el 100% de las semillas transgénica.

Seis empresas se quieren apoderar de lo que durante 10.000 años ha sido de todas y todos. Seis empresas, seis trasnacionales quieren apoderarse de la cultura, de los derechos a la alimentación, de toda la experiencia acumulada durante 10.000 años.
.......  .....        ....
 
Testigo Adalberto  Blanco - Fecoracen de El Salvador

Cabe destacar que la producción principal de los componentes de transgénicos es producido en el Norte, la elaboración e investigación y desarrollo es producido en el norte y este desarrollo de nuevas semillas transgénica es llevado al sur.

Como primer punto hay que constatar esto y ponerlo de relieve. Cuando me refiero al Norte me refiero a Europa y Norteamérica principalmente. Entiendo que en Europa solamente España, tiene aprobado el cultivo de semillas transgénica. Syngenta es una empresa anglo suiza, Reino Unido y Suiza no tienen permitido el cultivo de transgénicos y en el Sur, en Brasil y El Salvador sí.

Acusación. Ana Taboada Coma

Entonces, esta empresa es una empresa anglo suiza. En Europa este tipo de investigaciones están prohibidas, no es que estén prohibidas las investigaciones, pero si está prohibido el cultivo en estas zonas, sin embargo los estados donde está alojada esta empresa, si permiten la investigación y que se cultive en otros países del sur de América Latina.

Testigo Adalberto  Blanco - Fecoracen de el Salvador

Cierto, en este sentido te dicen que las semillas transgénicas son más productivas, alimentan a la gente, van a eliminar el hambre totalmente. El Salvador se está convirtiendo en un país dependiente. ¿Por qué? Porque estas semillas dañan el suelo, lo exterminan rápido. En unos años ya no hay suelo fértil porque requiere más recursos tanto de la tierra como de recursos sintéticos.

En cuestiones de cambio climático las semillas transgénicas, no es sólo semillas transgénicas,  vienen en paquetes tecnológicos acompañando a las semillas transgénica. Te dan la semilla, pero para que la semilla funcione bien necesitas agroquímicos, fertilizantes sintéticos y al utilizar agroquímicos se dañan los mantos acuíferos y al utilizar derivados del petróleo como son los fertilizantes genera emisiones de C02, emisiones de gases invernadero mucho más peligrosos que el mismo C02.

 Vamos hacer semillas transgénicas para hacer biocombustibles, con el biocombustible vamos a limpiar el planeta de C02 pero ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo cultivan eso? No lo cultivan por arte de magia. Se utilizan combustibles fósiles para cultivar los transgénicos. Se utiliza combustible fósil para fertilizar los transgénicos. Se utiliza combustible fósil para transportar los agrocombustibles de los productos transgénicos a Europa.

La Unión Europea promueve y dice: -yo voy a usar agrocombustibles porque vamos a limpiar el planeta de emisiones de C02. ¿Pero de donde vienen los agrocombustibles? Vienen del sur y para transportar esos agrocombustibles de Brasil, de Argentina no vienen en una barca remando, utilizan grandes buques, grandes cargueros y contaminan mucho más.

Acusación. Ana Taboada Coma

Podría explicarme algo sobre la semilla terminator, ya que me parece interesante que usted pueda explicar algo más.

Testigo Adalberto  Blanco - Fecoracen de el Salvador

Durante 8000-10.000 años la cultura campesina ha pasado por un proceso de selección. Guardo mis semillas durante un año para el siguiente año, guardo la mejor semilla y lo demás me lo como. Así ha sido el proceso durante 8000 años, hasta conocer la mazorca de maíz que conocemos hoy en día. Pero durante 8000-10.000 años ha pasado eso.

¿Qué pasa con la semilla terminator? Llega a un día una empresa, Monsanto, Syngenta, Dupont... y dicen: -aquí hay un negocio que no estamos aprovechando, porque vamos a dejar que los campesinos y las campesinas utilicen su semilla, porque no ayudarlos y venderles nuestra semilla que es mejor. Si le doy mi semilla y esa semilla se puede reproducir sola, no hay negocio. El negocio consiste en introducir una pequeña modificación genética para que esta semillas no germinen y se termina germinando lo hace mal, entonces obliga al campesino y a la campesina a ser esclavos de sus semillas.

Y esta semilla a su vez contamina a las semillas tradicionales, a las semillas originarias. Porque el aire, el polen no tiene fronteras. No entiende que este cultivo es natural y este es transgénico o este es terminator. Una abeja no conoce eso. Una abeja poliniza una flor y fastidia toda nuestra semilla tradicional.

Y nadie le pregunta a los campesinos a los que todavía utilizan semillas originarias ¿quieres que te contamine? Simplemente se contamina.

Acusación. Ana Taboada Coma

Una última pregunta en relación a los daños ocasionados a los campesinos de El Salvador. Ha habido daños concretos en relación a sus cultivos, desplazamientos...

Testigo Adalberto  Blanco - Fecoracen de el Salvador

El Salvador desde 1970 al año 2010 dejó de producir el 90% del arroz que consume el interior del país a producir solamente el 10%.

Este es un daño increíble.

Tenemos que importar el 90% del arroz ya que en el norte se cultiva arroz transgénico subsidiado en el norte, EE.UU. principalmente, a causa de un TLC, con mejor maquinaria, mejor tecnología y entonces viene mucho más barato y eso hace que quiebren los campesinos locales.

Acusación. Ana Taboada Coma

¿Y el arroz es un producto básico para la población?

Testigo Adalberto  Blanco - Fecoracen de el Salvador

El frijol y el arroz son productos elementales en la dieta salvadoreña. El Salvador ha pasado de ser autosuficiente con el frijol a importar en maíz igualmente.


dos tomates y un destino:
http://www.youtube.com/watch?v=JWwkiaY1yVg