12 d’ochobre: Día de la Resistencia Indíxena

INVITAMOS:

Plaza del Parche (Casa Conceyu) d’AVILÉS.

12 d’ochobre, miércoles.
a les 12 hores.
- Xuegu de la Oca de los Puelos Indíxenes.
- Actuación de  LLibre.

Soldepaz.Pachakuti
Picu Rabicu
Paz y Amistad.
Paz con Dignidad
Yolocamba.
Gaspar Garcia Laviana
Acsur
Hijos del Maíz
Cáritas Llaranes

 
El 12 d’ochobre

por Eduardo Galeano

El Descubrimientu: el 12 d’ochobre del 1492, América descubrió’l capitalismu. Cristóbal Colón, financiáu polos reis d’España y los banqueros de Xénova, traxo la novedá a les islles del mar Caribe.

Nel so diariu del descubrimientu, l’almirante escribió 139 veces la pallabra oru y 51 veces la pallabra Dios o El Nuestru Señor. Nun podía cansar los güeyos de ver tanta guapura naquelles playes, y el 27 de payares profetizó: Va tener tola cristiandá negociu nelles. Y neso nun s’enquivocó.

Colón creyó qu’Haití yera Xapón y que Cuba yera China, y creyó que los habitantes de China y Xapón yeren indios de la India; pero neso nun s’enquivocó.

Dempués de cinco sieglos de negociu de tola cristiandá, aniquilóse una tercer parte de les selves americanes, muncha tierra que foi fértil ta ermo y más de la metá de la población come de xemes en cuando.

Los indios, víctimes del más xigantescu desaposiu de la hestoria universal, siguen sufriendo la usurpación de los últimos restos de les sos tierres, y siguen condergaos a la negación de la so identidá diferente. Sigue prohibiéndose-yos vivir a los sos deleres, sigue negándose-yos el drechu de ser.

De primeres, el saquéu y l’otrocidiu executáronse en nome del Dios de los cielos. Agora cúmplense en nome del dios del Progresu. Con too y con eso, nesa identidá prohibida y despreciada rellumen entá dalgunes claves d’otra América posible. América, ciega de racismu, nun les ve.

El 12 d’ochobre

considérenlu los puelos indíxenes el Día de la Resistencia, y varios países incluso lu incorporaron a les sos "fiestes" y celebraciones.

Amás, esti añu, convócase la IV Minga (Andecha) Global pola Madre Tierra.

http://www.miradoriu.org/spip.php?article277

Arriendes d’ello, les Campañes escontra la Delda Esterna y otres convocaron una selmana d’aición global, na que’l 12 d’ochobre tamién ye parte central.

http://www.quiendebeaquien.org/spip.php?article2158

Motivos abondos pa que’l Parllamentu Asturianu pueda pronunciase sobre’l refuerzu de los drechos de los puelos indíxenes.

"La conmemoración de la llegada de Cristóbal Colón a les costes del continente americanu nel 1492 sigue siendo motivu d’interpretaciones y discutinios. Los herederos culturales de los conquistadores europeos, considérenlo l’aniciu de la "civilización" nestes tierres. Pero, pa los puelos indios foi l’empiezu d’una guerra d’esterminiu que impunxo un réxime colonial, al que s’opunxeron de manera direuta o soterrada. Más de 500 años dempués, munchos puelos orixinarios preservaron la so identidá comunitaria, vigorizada por rebeliones constantes y la resistencia cultural. Esta fecha recuerda güei el ciclu nuevu de movimientos indíxenes qu’asumieron un papel como forxadores del so porvenir".


Hai tiempu, el sacerdote español Ignacio Ellacuría díxome que-y resultaba absurdo eso del Descubrimientu d’América. L’opresor ye incapaz de descubrir, díxome:

- Ye l’oprimíu’l que descubre al opresor.

Elli creyía que l’opresor nin siquiera pue descubrise a sigo mesmu. La realidá verdá del opresor namás se pue ver dende l’oprimíu. A Ignacio Ellacuría acribilláronlu a balazos, por creer nesa imperdonable capacidá de revelación y por compartir los riesgos de la fe col so poder de profecía.

¿Matáronlu los militares d’El Salvador, o matólu un sistema que nun pue tolerar la mirada que lu delata?

Galeano

Propuesta actualizada a la Xunta Xeneral del Principáu.

Dellos razonamientos:

Si hasta los Estaos Xuníos reconocen los drechos indíxenes nos papeles... (Barack Obama, anunció n’avientu del 2010 na Conferencia de Naciones Tribales, realizada na Casa Blanca, que reconocía la Declaración sobre los Drechos de los Puelos Indíxenes, adoptada pola Asamblea Xeneral en setiembre del 2007)...

Y los otros trés países que votaron en contra de la Declaración del 2007, Nueva Zelanda, Canadá y Australia, tamién reconsideraron el votu y agora apóyenla...

Si dende empiezos d’esti añu escomenzaron los preparativos de la Primer Conferencia Mundial sobre los Puelos Indíxenes, que la Organización de Naciones Xuníes consensuó (unanimidá de los 192 países) realizar nel 2014...

Si’l principal oxetivu ye protexer los postergaos drechos de los puelos orixinarios y preservar les sos cultures, que desapaecen aína...

Si los datos oficiales de Naciones Xuníes falen de más de 370 millones d’indíxenes, que representen más del cinco por cientu de la población mundial y alredor del 15 por cientu de los probes...

Si s’acepta que non solamente con papeles y resoluciones se resuelve; y que los compromisos van cumplise..."namás si muncha xente apoya la llucha y faen que los gobiernos comprendan que se necesiten aiciones reales, non pallabres nin resoluciones de conferencies"...

Si se convién en que namás una participación activa de les organizaciones, puelos y naciones indíxenes, nesta etapa preparatoria, va garantizar resultaos...

Va ser pertinente xenerar esos espacios de participación tresparente...

Si se considera a la Declaración de la Organización de Naciones Xuníes como un patrón de referencia pa evaluar el tratu dau a les comunidaes indíxenes y un preséu importante pa descastriar los abusos...

Si namás 22 Estaos ratificaron el Conveniu 169 de la OIT...

... Queda bien d’ello por faer ¿acuéi?

Drechos Indíxenes

Los drechos de los puelos indíxenes, a la lluz de la Declaración Universal de Naciones Xuníes del 13 de setiembre del 2007, y de la ratificación pol gobiernu español del Conveniu 169 de la OIT, en febreru del 2007

tienen un correlatu asturianu, tres l’aprobación de la Estratexa colos Puelos Indíxenes pa la Cooperación al Desarrollu dientro del Conseyu Asturianu de Cooperación, el 29 de xunu del 2010.

Esos preseos tienen agora que se cumplimentar y treslladar a otres instancies asturianes, non solo de cooperación internacional, sinón a les polítiques de l’autonomía que tengan que ver con estos puelos.

Poro, paez pertinente actualizar la propuesta siguiente pal Parllamentu Asturianu.

Y a ello encamentamos a les señories de los cuatro grupos parllamentarios.

Xunta Xeneral del Principáu

Proposición referente a los Drechos de los Puelos Indíxenes

Esposición de motivos:

Según Naciones Xuníes hai nel planeta 370 millones de persones, nos cinco continentes, que se declaren y reconocen como pertenecientes a un puelu indíxena (según organizaciones indíxenes esta cifra podría ser de 500 millones). La diferencia y la diversidá cultural, como la de los puelos indíxenes en tol mundiu, constitúin un padremuñu vivu de tola humanidá y una herencia insustituyible pa les xeneraciones futures.

Conscientes de que los puelos indíxenes sufrieron, dende l’empiezu del colonialismu y hasta l’actualidá, un fenómenu de negación de drechos, depredación de cultures y espoliu de recursos, que llevaron al desaniciu material y espiritual de munchos d’ellos; y tamién a la precariedá vital de la totalidá de los puelos indíxenes supervivientes, y convencíos de que la propia supervivencia de los puelos indíxenes depende del reconocimientu y garantía de los drechos humanos, de los qu’a títulu individual y coleutivu son titulares toos estos puelos, y de que l’ataque sistemáticu a toos estos drechos amenaza gravemente la continuidá d’estes cultures.

Resueltos a apoyar los esfuercios que les organizaciones indíxenes entamaren pa la recuperación, per medios pacíficos, de los espacios de discutiniu públicu, nacional ya internacional, cola fin de sensibilizar a la opinión pública sobre esta situación de desamparu y agraviu hestóricos.

Conocedores d’avances mui recientes que se materializáron a nivel internacional, sobre manera nes Naciones Xuníes, y gracies al llabor descomanáu d’instancies como’l Grupu de Trabayu sobre Poblaciones Indíxenes, el Foru Permanente sobre Asuntos Indíxenes y el rellator especial sobre la situación de los drechos fundamentales de les persones indíxenes; y de la perentoriedá d’un llabor d’acompañamientu y apoyu a estes iniciatives, dende los ámbitos locales y rexonales, como por casu l’aprobación y desarrollu de la Estratexa Asturiana sobre Puelos Indíxenes.

Conocedores de la Declaración de l’Asamblea Xeneral de Naciones Xuníes, de la década 2004 - 2014, como Segundu Deceniu Internacional de los Puelos Indíxenes.

Celebrando que por fin l’Asamblea Xeneral de Naciones Xuníes aprobare la Declaración Universal de los Drechos de los Puelos Indíxenes, el 13 de setiembre del 2007 pasáu.

Celebrando la convocatoria y preparación pal 2014 de la Primer Conferencia Mundial sobre los Puelos Indíxenes, aprobada pola Asamblea Xeneral de Naciones Xuníes por unanimidá de los 192 países componentes.

Conscientes de les iniciatives qu’otros parllamentos, lo mesmo’l Parllamentu Européu (na resolución sobre les midíes internacionales necesaries pa una proteición efectiva de los puelos indíxenes del 1994) que los d’otres Comunidaes Autónomes del Estáu Español entamaren en términos asemeyaos a los que se proponen agora.

Considerando’l respaldu ampliu y l’apoyu esplícitu d’organizaciones asturianes de cooperación al desarrollu y otros actores implicaos de la sociedá civil asturiana, y tamién la creación d’una comisión o ponencia técnica nel senu del Conseyu Asturianu de Cooperación.

Por tolo espuesto con anterioridá, somete a l’aprobación la propuesta siguiente:

Puntu primeru. La Xunta Xeneral del Principáu proclama y reconoz:

1. Tolos drechos reconocíos en declaraciones de los drechos de los puelos indíxenes, aprobada pola Asamblea Xeneral de Naciones Xuníes el 13 de setiembre del 2007, y en particular el drechu de los puelos indíxenes al esfrute plenu y efectivu de tolos drechos humanos, incluyendo’l drechu al autodetermín llibre, acordies colos preseos internacionales en vigor, ensin discriminación dala nel so exerciciu y fundáu na condición de puelu, nel sentíu que’l Drechu Internacional otorga a términu talu.

El drechu de los puelos indíxenes a l’autoidentificación.

El drechu de los puelos indíxenes sobre les tierres, los territorios, los hábitat y los recursos naturales del suelu y subsuelu, y la biodiversidá qu’unos y otros contienen, con respetu plenu a la rellación especial d’esos puelos cola tierra.

El drechu de los puelos indíxenes a determinar la ciudadanía, acordies coles decisiones, vezos y tradiciones propios.

El drechu a una xurisdicción propia.

El drechu a determinar llibremente la condición política y a persiguir llibremente el desarrollu económicu, social y cultural.

Tamién proclama y reconoz el drechu de los puelos indíxenes a participar activamente, en pie d’igualdá y ensin restricción dala, en tolos foros internacionales nos que se debatan los estándares internacionales del réxime de drechos humanos de los puelos indíxenes.

El drechu al consentimientu previu, llibre ya informáu de los puelos indíxenes n’asuntos que puedan afectar eventualmente al esfrute plenu y efectivu de los sos drechos fundamentales.

El drechu al cumplimientu dafechu de los alcuerdos y arreglos constructivos a los qu’esos puelos lleguen, o llegaren, colos Estaos, señalando los mecanismos internacionales de la solución de los conflictos derivaos de la interpretación d’esos alcuerdos.

Tamién proclama y reconoz el drechu de los puelos indíxenes a participar activamente nel diseñu, planiamientu, execución y, en xeneral, en toles fases del ciclu de los proyeutos de cooperación internacional al desarrollu.

Puntu númberu 2. La Xunta Xeneral del Principáu alcuerda instar al Conseyu de Gobiernu d’Asturies:

Primero, a promover el discutiniu y la sensibilización de la ciudadanía asturiana, en particular de la mocedá , el voluntariáu y los centros d’ensiñanza, sobre la situación de precariedá y dexación que sufren los puelos indíxenes en tol mundiu, fomentando una educación en valores y la diversidá cultural.

Segundo, a la inclusión en planes directores futuros de cooperación al desarrollu de referencies esplícites ya inequívoques de la defensa de los drechos de los puelos indíxenes como prioridá sectorial y/o tresversal, articulando les modalidaes y preseos específicos de cooperación necesarios pa llevar a efectu’l reconocimientu d’esos drechos.

Tercero, a la creación d’un serviciu, o unidá especializada, pa los puelos indíxenes, dientro de l’Axencia Asturiana de Cooperación.

Cuarto, al desarrollu en tola so integralidá, en consulta permanente con organizaciones indíxenes, de la Estratexa Asturiana de Cooperación colos Puelos Indíxenes.

Y, quinto, a aumentar la dotación presupuestaria de los preseos y modalidaes de cooperación al desarrollu, destinada a los puelos indíxenes, per aciu, en particular, del apoyu a la educación en drechos humanos, y a l’ayuda d’emerxencia en drechos humanos.

Xunta Xeneral del Principáu. Uviéu, ochobre del 2011

Soldepaz.Pachakuti

Picu Rabicu

Yolocamba Solidaridad

Hijos del Maiz

Coleutivu Luciano Romero

Asociación Gaspar García Laviana

Paz con Dignidad

Acsur-Las Segovias

Coordinadora Asturiana d’ONGd

La chancia de Guacaipuro de los 500 años... ¿cómo s’actualiza agora, 19 años dempués, al "calor" de les crisis de los banqueros que pagamos les y los trabayadores d’esta tierra?

¿Cuánto sedría la delda total qu’Europa debe a los puelos orixinarios d’América?

«Equí entós yo, Guaicaipuro Cuatémoc, vini a alcontrar a los que celebren l’alcuentru.

Equí entós yo, descendiente de los que poblaron l’América va cuarenta mil años, vini a alcontrar a los que la alcontraron va namás quinientos años. Equí entós, alcontrámosmos toos. Sabemos lo que somos, y ye abondo. Enxamás vamos tener otra cosa.

L’hermanu aduaneru européu pídeme papel escritu con visa pa poder descubrir a los que me descubrieron.

 
L’hermanu usureru européu pídeme pagu d’una delda contrayida por Xudes, al que nunca autoricé a vendeme.

L’hermanu lleguleyu européu esplícame que toa delda págase con intereses, anque sía vendiendo seres humanos y países enteros ensin pidi-yos consentimientu.

Yo voi descubriéndolos. Tamién yo puedo reclamar pagos y tamién puedo reclamar intereses.

Consta nel Archivu d’Indies, papel enriba papel, recibu enriba recibu y firma enriba firma, que namás ente l’añu 1503 y 1660 llegaron a San Lucas de Barrameda 185 mil quilos d’oru y 16 millones de quilos de plata provinientes d’América.

¿Saquéu? ¡Nun lo creyera yo! Porque sedría pensar que los hermanos cristianos faltaron al séptimu mandamientu.

¿Espoliación? ¡Guárdeme Tanatzin de figurame que los europeos, como Caín, maten y ñeguen la sangre del so hermanu!

¿Xenocidiu? Eso sedría dar creitu a los calumniadores, como Bartolomé de las Casas, que califiquen l’alcuentru como de destrucción de les Indies, o a estremistes como Arturo Uslar Pietri, qu’afirma que l’arrinque del capitalismu y la civilización europea actual débense a la inundación de metales preciosos!

¡Non! Esos 185 mil quilos d’oru y 16 millones de quilos de plata tienen que se considerar como’l primeru de munchos otros empréstamos amigables d’América, destinaos al desarrollu d’Europa. Lo contrario sedría presumir la esistencia de crímenes de guerra, lo que daría drechu non solo a esixir devolución inmediata, sinón la indemnización por daños y perxuicios.

Yo, Guaicaipuro Cuatémoc, quiero más pensar na menos ofensiva d’estes hipótesis. Tan fabulosa esportación de capitales nun foi otro que l’entamu d’un plan «Marshalltezuma», pa garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por guerres deplorables escontra los cultos musulmanos, creadores del álxebra, la poligamia, el bañu cotidianu y otros llogros superiores de la civilización.

Poro, al celebrar el Quintu Centenariu del Empréstamu, podremos preguntamos: ¿fixeron los hermanos europeos un usu racional, responsable o polo menos productivu de los fondos tan xenerosamente adelantaos pol Fondu Indoamericanu Internacional?

Deploramos dicir que non. No estratéxico, marafundiáronlo nes batalles de Lepanto, n’armaes invencibles, en terceros reichs y otres formes d’esterminiu mutuu, ensin otru destín que terminar ocupaos poles tropes gringues de la OTAN, como en Panamá, pero ensin canal.

No financiero, nun foron quien, dempués d’una muera de 500 años, nin de cancelar el capital y los intereses, nin d’independizase de les rentes líquides, les materies primes y la enerxía barata que-yos esporta y provee tol Tercer Mundiu.

Esti cuadru deplorable confirma l’afirmación de Milton Friedman según la cuala una economía subsidiada enxamás pue funcionar y oblígamos a reclama-yos, pal so propiu bien, el pagu del capital y los intereses que tan xenerosamente demoremos toos estos sieglos en cobrar.

Al dicir esto, aclaramos que nun mos vamos rebaxar a cobra-yos a los nuesos hermanos europeos les viles y sangrines tases del 20 y hasta’l 30 por cientu d’interés, que los hermanos europeos cobren a los puelos del Tercer Mundiu.

Vamos quedar n’esixir la devolución de los metales preciosos adelantaos, más el módicu interés fixu del 10 por cientu, acumuláu namás nos 300 años últimos, con 200 años de gracia. Sobre esta base, y aplicando la fórmula europea del interés compuestu informamos a los descubridores que mos deben, como primer pagu de la delda, una masa de 185 mil quilos d’oru y 16 millones de plata, dambes cifres elevaes a la potencia de 300.

Esto ye, un númberu que, pa espresalu dafechu, fadríen falta más de 300 cifres, y que supera enforma’l pesu total del planeta Tierra. Mui pesaes son eses moles d’oru y plata. ¿Cuánto pesaríen, calculaes en sangre?

Aducir qu’Europa, en mediu mileniu, nun pudo xenerar riqueza abondo pa cancelar esi interés módicu, diba ser tanto como almitir el fracasu financieru total y/o la irracionalidá demencial de los supuestos del capitalismu.

Tales cuestiones metafísiques, por supuestu, nun mos inquieten a los indoamericanos. Pero sí esiximos la firma d’una Carta d’Intención que discipline a los puelos deldores del Continente Vieyu; y que los obligue a cumplir el compromisu mediante una pronta privatización o reconversión d’Europa, que-yos permita entregámosla entera, como primer pagu de la delda hestórica.»