en tierras de Sucre
La Europa. Intento de despojo de tierras campesinas.

Sábado 5 de marzo. La avanzadilla de la delegación asturiana sale a las 5 de Barranquilla en coche con escolta hacia Ovejas en Sucre, y se cruza en la carretera con centenares de personas viviendo en chabolas de plasticos junto a la via, procedentes de las inundaciones en el Atlántico, a la espera de que el estado colombiano los atienda, y mientras tanto solicitando la solidaridad económica de los conductores..

En Ovejas cambio de vehículo, para acercarse a la comunidad campesina de La Europa, originada por la adjudicación del INCORA de 1321 hectareas a 113 familias hace varias decenas de años..

Pese a esa propiedad colectiva otorgada, 15 personas han sido asesinadas en relación con la comunidad, hay varios casos de ejecuciones extrajudiciales o falsos positivos, y varias encarceladas en las  llamadas “capturas masivas” realizadas por el gobierno Uribe.

En la reunión con la Comunidad de La Europa se reciben numerosos hechos de violencia, testimonios a incorporar al Informe de la Delegación Asturiana, así como los asesinatos cometidos en otras dos comunidades campesinas, La Alemania, en San Onofre, y en la ciénaga Cholen en San Benito Abad, en fechas muy recientes..

La historia de La Europa se completa ahora con un intento de despojo, que puede provocar nuevos desplazamientos y muertes, debido a la descarada inhibición de las autoridades, cuya pasividad deja libertad al accionar de un invasor capitalista, Gabriel Pérez Jaramillo, que ya tiene cercadas varias zonas de la Europa,  acompañado de hombres armados que amedrentan y amenazan a las familias campesinas, talan árboles, dañan cultivos, con la intención de apoderarse de las tierras.

Todos los datos avalan el derecho de los campesinos a la tierra de la Europa, como  un predio colectivo, sin divisiones, con los papeles en regla, y con cuarenta años de permanencia de las familias.. y ¿entonces? ¿cómo es posible que se permita este intento de robo de tierras de un ajeno que dice tener otros titulos de propiedad?

Un juez, el INCODER, la alcaldía, podrian resolverlo en medio minuto y quitarles la zozobra de encima a los campesinos…si no fuera por el contexto de trampas, de reconcentración de tierras, de violencia, de rearticulación de los violentos paramilitares, al servicio de poderosas familias y empresas…

En franca contradicción con el lengüaje oficial de que la guerra ya concluyó, y ésta en efecto ha sido una zona estratégica, teatro de fuertes confrontaciones, pareciera que los poderes locales pretenden provocar nuevos conflictos teniendo a la tierra de nuevo como la clave de la confrontación, mientras que de forma opuesta en el Congreso los sectores gubernamentales hablan de leyes de restitución de tierras robadas por paramilitares y narcotraficantes, con la excusa de la guerra, hasta un total  desmesurado de 6,8 millones de hectáreas..

La organización campesina, pese a que ha sufrido mucha persecución, se ha sabido mantener unida y ha logrado un nivel de cohesión para hacer frente al despojo y espera conseguir que los derechos sean respetados.

La cosa se complica más, sin embargo, cuando se ve en el conjunto de la región, el avance de planes estratégicos de agricultura industrial, de proyectos empresariales de envergadura donde están implicadas las más poderosas familias de Colombia, y donde las tierras robadas con violencia podrian ser legalizadas para ponerlas al servicio de plantaciones de palma, de teca, de eucalipto, etc.

La región y los planes incluyen lugares como El Salado,  donde se dieron espantosas masacres por parte de paramilitares con connivencia del ejercito, y donde ahora las pocas familias que han logrado retornar tras huir del terror, están siendo obligadas a participar de un “modelo” de reconciliación impuesto por el gobierno con empresas diversas que van desde la revista semana a la cocacola,  pasano por los Angulo Sarmiento, de forma funcional a los cultivos de tabaco rubio, yuca amarga o teca, todo para exportar y nada para comer..

Y encima esos proyectos de envergadura, implementados sobre la sangre abundante de las masacres, van a tener dinero del Banco Mundial en relación con créditos de carbono, o sea de cambiar la contaminación de países europeos, por plantaciones de árboles sobre terrenos que ya tenian vegetación, en una aberración del modelo de cambio climatico donde las empresas que han destruido el clima vuelven a hacer negocio con las llamadas “falsas soluciones”.

Para llevarlos a cabo, estos negocios, la empresa Reforestadora del Caribe, avanza con el apoyo de hombres armados, acompañados de perros bravos, haciendo desaparecer veredas y predios como la Loma del Banco, la Sierra, y colocando al antiguo corregimiento de El Salado en la situación humillante indicada.

Las Zonas de Reserva Campesina, recogidas en la legislación colombiana, sin embargo no se implementan porque contradicen el latifundio y el modelo industrial,

Pero la campesinada  tiene entre sus planes organizativos seguir exigiendo la conformación y fortalecimientos de esa Zona de Reserva Campesina de los Montes de María.

Testimonios:

Asesinato de Rogelio Martinez.18 de mayo 2010. Finca la Alemania. San Onofre. Testimonio de su viuda.

Asesinato de Beti Lambrano y su hijo el 21 de mayo 2010 . Por ser integrantes del Comité Don Antonio Caño Cholé. Señalan sus familiares como autores del crimen a Gustavo, Jaime y Alvaro de la Osa y Jose Luis Atienza.

Asesinato de 15 campesinos de La Europa.