cosecha del terror paramilitar
Poder paramilitar en Sucre.
 
Cuando el Movimiento Nacional de Victimas de Crímenes de Estado consiguió realizar una Audiencia Pública en Noviembre de 2006, sobre las masacres de San Onofre, en colaboración con la Comisión de DDHH del Senado de la República...se saltaron las alarmas, y 17 personas resultaron amenazadas de exterminio de entre las participantes y organizadoras.
 
La vivienda de uno de los testigos resultó incenciada. El señor Escudero quedó invalido tras sufrir un atentado. Juan David Díaz, hijo del alcalde de El Roble que habia sido asesinado, y lo habia anunciado-denunciado antes en una reunión pùblica donde estaba el presidente Uribe y el gobernador que le mandó matar (puesto que esta condenado por ello con 40 años de carcel) Salvador Arana, sufrio diversas amenazas.. y el MOVICE recobió avisos de que "un golpe duro" iba a recibir, lo que se concretó en el asesinato del dirigente campesino Rogelio Martinez, de la empresa comunitaria La Alemania en mayo de 2010.
 
Ingrid Vergara, secretaria del MoViCe, capitulo Sucre, padeció 26 amenazas, la "invitaron a su entierro", la indujeron a dejar de lado los temas de la tierra, entraron a su casa, goleperon a su hija y se llevaron documentos, la siguieron en moto, y el Ministerio aceptó que tenia riesgo alto y otorgó escolta de protección.
 
Prisión para Carmelo Agamez.
 
Carmelo Agamez es un sobreviviente de la UP, exiliado 11 años en Venezuela, incansable activista social, muy querido en la región, oriundo de San Onofre.
Como fundador del Movice, suponia y supone un estorbo para los poderes locales totalmente penetrados por el paramilitarismo, y le fabricaron un burdo montaje en donde la relacionan...con el paramilitarismo.
 
Lleva 28 meses detenido, y la delegación asturiana pudo visitarlo el 6 de marzo.
 
Cárcel de Corozal.
 
Esperamos un tiempo a la entrada, observando como un cura muy obeso entraba con las ostias en la mano, y una fila de mujeres con alimentos hacian cola pues es dia de visitas de mujeres a los presos.
Se trata de una cárcel chiquita, y muchos de los presos tienen relación con la politica. Mientras conversamos con Carmelo niños y niñas juegan en el suelo, y el patio de la cárcel se convierte por unas horas en un patio de colegio.
Los dos primeros meses, sin embargo, Carmelo los pasó en la carcel de La Vega, compartiendo espacio con las personas que él habia denunciado por su acción paramilitar.Ahora las condiciones no son extremas como en otras cárceles de Colombia, pero la injusticia de su prisión resulta igualmente evidente.
Un fiscal del caso, Rodolfo Martinez, cuya misión es prolongar y prolongar con todas las triquiñuelas posibles los procedimientos, que no conoce los papeles del caso y entra en contradición penosa con el abogado defensor, pero que consigue su proposito de entorpecer, ralentizar y eternizar la prisión a Carmelo.
El caso es conocido como "el pavo de Navidad", pues a Carmelo le adjuntaron a un caso que ya estaba en marcha para otras personas, y lo hicieron en los últimos dias del año 2008 en una planificada estrategia de represión que cualquier juez podrá, cuando el juicio pueda celebrarse, desenmascarar.
 
El Terror.
 
Carmelo, como queda dicho, es de San Onofre, y allí se ha dado una de las más feroces y sanguinarias represiones , con el método de la guerra sucia del paramilitarismo.. Hasta 3000 cadaveres se han localizado ya en las fosas de San Onofre, no todos ellos de la zona, pues el lugar se convirtió en un enterradero de cuerpos durante el "mandato" local de alias Cadenas.
A Cadenas lo reemplazó en el control del narcotráfico y la parapolitica a su servició el alias Jorge40, y Cadenas "desapareció" en 2007, durante las autonegociaciones de Uribe con los jefes paramilitares, de manera que nadie puede mostrar aunn si fue eliminado por los suyos por lo mucho que sabia y podia decir, o el mismo se autodesaparecio y pudiera estar en México.
La historia del mencionado escuadronero Cadenas es típica y  tan peliculera como funcional a los intereses terratenientes y narcos del departamento: de familia de carniceros, fue soldado, agente del DAS, y fundador de las CONVIVIR, cooperativas de seguridad legalizadas por el gobierno colombiano, y desde ahí estructurador de los frentes de paramilitares, llamadas por ellos autodefensas, con una increible capacidad de generar terror, con motosierras, descuartizamiento, y enterramiento clandestino de los asesinados.
 
Tras el asesinato de el alcalde de El Roble, tan escandaloso porque este filmada su intervención en directo frente a Uribe denunciando hechos de corrupción y paramilitarismo, y anunciando su sentencia de muerte, cumplida en pocos dias,  después, 17 personas de entre los testigos han resultado asesinadas. Algunos de ellos en la propia cárcel de la Vega, con el permiso de entrada a los asesinos de su directora, que ahora tiene 28 años de cárcel.
 
La cosecha del terror.
 
Volamos desde Corozal a Bogotá y resulta de viajero vecino Jairo Merlano, un personaje que ha sido destituido como senador, y en esta en proceso judicial pero sigue moviendose libremente. Su delito: testaferro de paramilitares, y como él muchas docenas de congresistas y autoridades, fruto del "éxito" paramilitar para controlar el territorio...y ponerlo al serviicio de los planes económicos que superan las fronteras colombianas.
Escribe hoy el senador del Polo Enrique Robledo sobre el plan del presidente Santos de atreverse a realizar lo que Uribe no llegó a hacer: desmantelar algunas leyes nacionales que impedian entregar bienes de la nación a los terratenientes, tratando de preservar algunas propiedades nacionales y apoyar algunas iniciativas campesinas.
Y asi, mientras se propagandizan leyes de tierras y de victimas, con supuesta intención de devolver algunas tierras robadas al campesinado, a los indigenas a las comunidades afro, que deverian ser devueltas de forma fulminante y sin necesidad de nuevas leyes,  por otro método, del Plan de Desarrollo, se preparan condiciones para el agronegocio al estilo brasileño: más extensiones, más latifundismo, más modelo empresarial para palma aceitera, para teca, para aucalipto y pino...y menos posibilidades para los agricultores pequeños, para los campesinos que han soportado y soportan la parte mayor del terror paramilitar como estrategia del latifundismo, que hora se engorda con financiación acumulada del narcotráfico, pero también con el lavado de cara de la inversión europea y norteamericana, clave de los dos TLC en discusión con la Unión Europea y USA.