5 de junio a dos años del  Baguazo en la AMAzonia peruana.
Con esperanza y dignidad Fujimori Nunca Más..
 
Bagua Nunca Más.
  
La segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú
se producirá el mismo día en que se cumplen Dos Años del denominado "Baguazo".
 
Es el dia mundial del medio ambiente.
 
Hace dos años, en la llamada "curva del diablo", se producía una intervención militar-policial cumpliendo órdenes del gobierno de Alan García, que terminaba en tragedia.
 
En medio, las movilizaciones intensas de los Pueblos Amazónicos para rechazar la privatización acelerada de la SELVA.
 
La Selva No se vende.  La SELVA se Defiende.
 
Fueron dos meses de protestas y bloqueos de carreteras, con un saldo de al menos 44 muertos, más de sesenta desaparecidos y alrededor de 200 heridos. La convulsión social no le dejó al presidente Alan García, experto en masacres con impunidad, otra salida que retroceder.
 
"Otra de las lecciones de Bagua es que los derechos no se demandan, los  derechos se ejercen.Y los pueblos indígenas tenemos derecho a la  autodeterminación, que significa mantener nuestras formas ancestrales de  relación con la Madre Tierra, con nuestros territorios, nuestras propias formas de gobernarnos, de elegir y ejercer la autoridad. Esa manera  donde las decisiones se toman en las  comunidades, por consenso, y nuestros apus cumplen el mandato de sus pueblos". (Miguel Palacín Quispe CAOI)
 
 
Tribunal militar de Perú condena a tres generales por muertes en Bagua

15 de marzo 2011.
El Tribunal Militar-Policial de Perú sentenció a dos generales de la Policía Nacional y a un general del Ejército a penas de prisión suspendida por las muertes de 24 policías y diez civiles durante enfrentamientos en la localidad selvática de Bagua en junio de 2009.La sentencia, divulgada hoy en un comunicado, se dictó a menos de dos años de los sucesos del 5 de junio de 2009, conocidos como el “Baguazo”, que dejaron el mayor saldo mortal en un enfrentamiento en la última década en Perú.

Al concluir el proceso, los policías y militares que estuvieron al mando de las operaciones fueron condenados por el delito de “omisión del cumplimiento del deber en función operativa”.

En ese sentido, el general retirado de la Policía Luis Muguruza fue condenado a 36 meses de prisión, con el carácter de suspendida, además del pago de una reparación civil de 10.000 soles (3.571 dólares).

El también general retirado de la Policía Javier Uribe fue sentenciado a 24 meses de prisión suspendida y a una reparación civil de 7.000 soles (2.500 dólares).

Asimismo, el general del Ejército peruano Raúl Silva Albán fue condenado a 12 meses de prisión suspendida más el pago de 4.000 soles (1.428 dólares).

Tras conocerse la sentencia, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), la principal organización indígena de la Amazonía, señaló que la decisión del tribunal confirma que no se podía “seguir tapando el sol con un dedo” ante el mal accionar de las autoridades.

“El fuero militar-policial sentenció a penas benignas a los responsables operativos del enfrentamiento entre el pueblo indígena y la policía nacional y que dejó como saldo la muerte de 34 peruanos en la Curva del Diablo, Bagua, región Amazonas, el 5 de junio de 2009″, confirmó Aidesep en un comunicado.

En la nota, el presidente de la organización, Alberto Pizango, señaló que la sentencia “contrasta” con la decisión del gobierno del presidente Alan García “de encubrir” a sus ex ministros Yehude Simón, Mercedes Cabanillas y Mercedes Aráoz “por los hechos lamentables de Bagua”.

Las organizaciones indígenas consideran que estos tres ex ministros son los responsables políticos de los sucesos violentos y remarcaron que “no hay que olvidar sus intransigencias y mentiras”.

“Los pueblos indígenas esperan pacientemente que se haga justicia; que se halle a los verdaderos responsables de la muerte de peruanos y que este gobierno -antes que termine su mandato- tenga la valentía de terminar su gestión limpiándose las manos manchadas de sangre”, remarcó Pizango en el comunicado.

Los sucesos que desencadenaron en el “Baguazo” se iniciaron en abril de 2009, luego de que el Gobierno emitiera unos decretos que los indígenas consideraron lesivos a su derecho a ser consultados sobre sus tierras, tal como establece la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El 5 de junio de ese año, Día Mundial del Medio Ambiente, se enfrentaron violentamente miles de personas que habían tomado una carretera en Bagua (al noreste peruano) y la Policía que intentaba desalojarlos.

En la llamada Curva del Diablo murieron doce policías (el cuerpo de uno de ellos nunca fue encontrado) y diez civiles, entre indígenas y pobladores, mientras que un grupo de nativos asesinó, aparentemente en represalia, a otros doce policías que habían tomado días antes como rehenes en una remota estación petrolera.

Los disturbios desencadenaron la salida del gabinete que presidía Simon, la derogatoria de las polémicas leyes y derivaron en la apertura de investigaciones y procesos judiciales contra militares y civiles como Pizango, quien se asiló en Nicaragua, pero el año pasado regresó al país para seguir al frente de Aidesep.

 
AIDESEP: Continúa persecución contra dirigentes indígenas por “Baguazo”

Lima, Perú (Spacio Libre).- A un mes de cumplirse dos años de la masacre producida en Bagua, el Consejo Directivo de la Asociación Interétnica para el Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) denunció que el gobierno continúa con su persecución contra los dirigentes indígenas, por dichos sucesos.

La denuncia se basa en la decisión de la Fiscalía Provincial Penal de Utcubamba, que determinó el apersonamiento de Carlos Navas, ex coordinador de la Comisión Investigadora de Bagua; Salomón Awananch, vocero de la organización indígena; Leandro Calvo, ex dirigente de ORPIAN y Santiago Manuim, actual consejero regional y herido la madrugada del 5 de junio, citándolos bajo el “apercibimiento de la fuerza” y, en el caso del último, declararlo reo contumaz.

Para Carlos Navas, esta acción es un intento del gobierno, de dejar el caso enterrado, sin que nadie pueda revisarlo y solo responde a su miedo pues los pueblos han declarado públicamente que al término de su presidencia, lo denunciaran por crímenes de lesa humanidad; así como también a Mercedes Cabanillas, entonces ministra del Interior por sus acciones políticas equivocadas.

De acuerdo a la notificación judicial, lo que pretende la fiscal Olga Bobadilla es acusar a los dirigentes indígenas de homicidio culposo cuando hay un informe de la propia Junta de Fiscales de Amazonas que determinó que los hermanos indígenas no habían disparado ningún arma pues se les realizó la prueba de absorción atómica que salió negativa.

Asimismo, la organización indígena mostró su sorpresa pues este documento, fechado el 28 de abril pasado recién llegó hoy 11 de mayo, un día antes del inicio de las conversaciones entre el gobierno y la AIDESEP para ver el proceso de de la aprobación de la Ley de Consulta y la Ley Forestal y Fauna Silvestre.
 

R Zibechi: reporta que

El antropólogo Rodrigo Montoya, muy cercano a los movimientos indios, sostiene que los pueblos amazónicos nunca fueron derrotados y que en esta rebelión, la segunda en su historia, “han cuajado un liderazgo suficientemente capaz como para presentar una alternativa que no es sólo para los pueblos indígenas, sino para la sociedad peruana en su conjunto. Y no exagero en lo absoluto al decirles que este movimiento amazónico al igual que el movimiento indígena en Bolivia, Ecuador, Chiapas o Guatemala, es un movimiento plural y diverso, es el que está ofreciéndole al mundo un horizonte, una ilusión, una perspectiva, otros valores, ideas y sueños”[7]. 

Montoya es quechuahablante nacido en un pueblo de Ayacucho y conoce los movimientos indígenas desde dentro. Sostiene que el movimiento amazónico se ha venido preparando durante mucho tiempo y tiene en los miles de profesores bilingües un punto de apoyo decisivo. Otro quechua, Hugo Blanco, luchador por la reforma agraria y ex guerrillero, agrega que la rebeldía de los pueblos amazónicos representa la irrupción de “los menos domesticados por la modernidad”, que están llamados a cambiarle la cara al país[8].

El otro actor que irrumpió con fuerza son las mujeres indígenas. La realidad de las mujeres del campo es terrible: el 22% de los hogares rurales están a cargo de las mujeres, pero el 50% de las mujeres que viven en el campo no tienen documentos de identidad y sólo el 4,7% tienen título de propiedad a su nombre. Una nueva generación de mujeres crearon en 2006 la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú (FEMUCARINAP), al comprobar que en las organizaciones mixtas no tienen espacios.

Lourdes Huanca es la presidenta de la organización. Vivió en Moquegua donde su familia fue desalojada por una transnacional minera. Fue testigo de Jehová donde aprendió a estudiar, abandonó la religión, participó en el Club de Madres del barrio siendo la única dirigente mujer entre doce hombres, en el Frente de Defensa de su región. Fue dirigente de la Confederación Campesina del Perú donde comprendió la necesidad de generar un espacio para las mujeres. Luego conoció a la Via Campesina que le dio el impulso para crear FEMUCARINAP.

“Para mí, ser mujer supone cuidar mi territorio, mi cuerpo, mi familia. Y mi familia no solo es mi esposo y mis dos hijos, sino, los centenares de mujeres con las cuales luchamos cada día para defender nuestras tierras, agua y semillas”, dice Lourdes. “Las mujeres rurales, producimos en promedio más de la mitad de todo el alimento que se cultiva en el mundo, sin embargo, nosotras y nuestros hijos e hijas presentamos los más altos índices de desnutrición”[9].

La creación de la organización fue un parto duro. Todas las fundadoras participaban en cargos de dirección en diferentes organizaciones sociales mixtas. En el folleto que distribuye Lourdes en el “Encuentro de Saberes y Movimientos”, en Lima, puede leerse: “El primer año fue muy duro, por lo mismo que las organizaciones mixtas no comprendían y nos maltrataban sicológicamente, verbalmente nos decían que éramos traidoras que estamos traicionando y dividiendo, todo ello nos daba mas fuerza de enfrentar y conformamos el comité consultivo donde están las amigas de las diferentes instituciones mencionadas y amigas feministas”.

Se trata de una nueva generación de mujeres activistas, que dominan el castellano y una o varias lenguas originarias, que leen, escriben y manejan internet. No sólo tienen un vínculo estrecho con la tierra sino que son portadoras de la espiritualidad andino-amazónica que está presente en todas las actividades que realizan. Lourdes no es una excepción sino la primera generación de mujeres populares, que ya está siendo relevada por activistas más jóvenes. La irrupción de estas mujeres, tanto en las luchas sociales como en los movimientos, ha creado una nueva situación que se puede palpar cuando se trabaja al interior de las organizaciones.

“La educación, en general, y bilingüe e intercultural, en particular, ha sido y es un factor decisivo en la formación de dirigentes indígenas y, sobre todo, en la aparición de intelectuales indígenas”, sostiene Montoya[10]. Esto vale tanto para las organizaciones amazónicas como para las nuevas organizaciones de mujeres, aunque en este caso ha sido la dura experiencia en el seno del movimiento lo que las llevó a crear grupos femeninos. Se trata de dos emergencias que suceden en los mismos espacios aunque en tiempos y modalidades diferentes. Pero tienen repercusiones similares.

Estamos ante el fin de un modelo de nación, asegura el historiador Manuel Burga: “Hay una emergencia de las periferias, que buscan una nación más inclusiva, en la cual no solo se incorporen las nacionalidades excluidas, sino que se las respete”[11]. También estamos ante el fin de un tipo de organización popular. La forma como esa “nación emergente” consiga acoplarse en la sociedad peruana, determinará los rumbos de los movimientos en los próximos años. Con una particularidad: no es “una” nación la que emerge, sino múltiples actores que, como demuestran las mujeres, pondrán en tensión tanto al Estado-nación como a los movimientos populares.

Raúl Zibechi es analista internacional del semanario Brecha


Perú: las lecciones de Bagua.

Miguel Palacín Quispe.

Dos años después, la Masacre de Bagua sigue siendo motivo central de nuestra reflexión y evaluación.Porque nos  mostró, principalmente, el valor de la manera en que los pueblos  indígenas tomamos decisiones, que es el único modo de construir una  verdadera unidad.Y también porque graficó el nulo respeto por la vida  y por los derechos de parte del gobierno, capaz de matar para favorecer  la invasión a nuestros territorios y el saqueo de nuestros bienes  naturales por parte de las multinacionales.

Bagua nos demostró también la vigencia y el protagonismo político del  movimiento indígena andino y amazónico en el Perú.Hoy no solo nos  hemos visibilizado, sino que nuestras propuestas y demandas forman parte  del debate y la agenda política nacional.

Otra de las lecciones de Bagua es que los derechos no se demandan, los  derechos se ejercen.Y los pueblos indígenas tenemos derecho a la  autodeterminación, que significa mantener nuestras formas ancestrales de  relación con la Madre Tierra, con nuestros territorios, nuestras propias formas de gobernarnos, de elegir y ejercer la autoridad.Esa manera de la que hablaba al principio, donde las decisiones se toman en las  comunidades, por consenso, y nuestros apus cumplen el mandato de sus pueblos.

Si no fuera así, la movilización amazónica no hubiera durado todo el tiempo que duró.Fue la decisión y la lucha de las bases, junto con la lucidez y entrega de los dirigentes, la que hizo que esa movilización remeciera al país y conmoviera al mundo.

Y por eso también la brutal respuesta represiva del Estado.Porque el gobierno tembló de miedo al ver la solidaridad nacional y mundial con la movilización amazónica, al saber que los pueblos indígenas teníamos razón y al notar que su sistema de dominación y su modelo de saqueo se tambaleaba.

Hablamos de un modelo que multiplica las concesiones mineras, forestales

y petroleras en el ande y la amazonía, privando a los pueblos indígenas de sus medios de vida, que pretende arrasar con nuestros derechos reconocidos en tratados internacionales, que vulnera también la soberanía nacional firmando tratados de libre comercio totalmente desfavorables para el país, que criminaliza nuestra protesta, persiguiéndonos, enjuiciándonos y encarcelándonos, que da a sus fuerzas armadas y policiales licencia para asesinarnos, como ocurrió en Bagua hace un año.

Porque para intentar legalizar la vulneración de nuestros derechos, el gobierno de Alan García emitió un paquete de decretos legislativos que criminalizan la protesta, preparando el camino para el paquete legislativo del TLC con Estados Unidos, un conjunto de 102 decretos inconstitucionales, frente a los cuales los pueblos indígenas supimos reaccionar con indignación, con dignidad, con decisión de lucha y con unidad.

Nuestra lucha logró la derogatoria de tres de esos decretos.Para eso fueron necesarias 34 muertes que conmovieron al mundo, convocando una solidaridad nacional e internacional nunca antes vista.El Perú se unió en una histórica Jornada Nacional de Protesta el 11 de junio del 2009, como no se veía una igual desde hacía treinta años.Y a nivel internacional, los organismos de las Naciones Unidas, las entidades de derechos humanos y los movimientos sociales en general hicieron llegar desde todos los rincones del planeta mensajes de repudio a la Masacre de Bagua y de solidaridad con las justas demandas de nuestros pueblos indígenas.

Esta presencia protagónica de los pueblos indígenas en el Perú no es un hecho aislado, sino que se suma a los procesos de visibilización y articulación de los pueblos indígenas en todo el Abya Yala, donde desde nuestra diversidad compartimos el amor por la vida, la identificación con la Pachamama y el orgullo de nuestra identidad ancestral, uniéndonos en la común demanda de pleno ejercicio de nuestros derechos y en la construcción colectiva de nuestras propuestas centrales: el Buen Vivir y los Estados Plurinacionales Comunitarios.

Después de la Masacre de Bagua, los organismos de las Naciones Unidas, como el Relator Especial para Pueblos Indígenas James Anaya y el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, formularon al gobierno peruano una serie de recomendaciones, entre las que quiero destacar tres: formar una comisión investigadora independiente e imparcial, debatir y aprobar una Ley Marco de los Pueblos Indígenas y una Ley de Consulta y Consentimiento Previo, Libre e Informado, todo esto con plena participación de los propios pueblos indígenas.

La primera de las recomendaciones es una tarea pendiente.La Comisión del Congreso emitió hasta tres informes y la otra comisión emitió un informe totalmente tibio, que no señala responsabilidades en el Estado y atribuye falsedades a los pueblos indígenas, al punto que dos de sus integrantes se negaron a firmarlo y emitieron su propio informe.

La Ley de Consulta fue debatida y aprobada por el Congreso de la República.Las organizaciones indígenas la veníamos demandando hacía mucho tiempo, porque hace más de quince años que el Estado peruano se hizo parte del Convenio 169 de la OIT.Tal vez sin la Masacre de Bagua esta norma hubiera seguido siendo largamente postergada.No es una ley perfecta, pero para eso estamos los pueblos indígenas, para ampliar su alcance y para hacerla cumplir.Ya hemos demostrado que podemos hacerlo.

Y con respecto a la Ley Marco para los Pueblos Indígenas, la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI) tiene una propuesta: seguir el ejemplo de Bolivia y otros países y dar carácter de Ley Nacional a la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Un año después de la Masacre de Bagua, seguimos reflexionando, evaluando

y consolidando la unidad de los pueblos indígenas, esa unidad y esa decisión que están haciendo retroceder al Estado y haciéndole entender que ya no puede seguir ignorando nuestra existencia, que reprimiéndonos no nos hará callar y que no tiene otra alternativa que empezar a desarrollar políticas públicas interculturales.Porque en eso sí debemos estar muy claros: los pueblos indígenas no queremos inclusión, no nos interesa ser incluidos en un modelo que desprecia la vida.Los pueblos indígenas exigimos un Estado que reconozca y valore nuestra diversidad, desarrollando políticas públicas interculturales.

- Miguel Palacín Quispe es Coordinador General CAOI (Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas)

 







Amazonas: Piden que implicados en el Baguazo sean juzgados en el fuero civil
 
Utcubamba, marzo 21.- El presidente de la Asociación de Familiares y Víctimas del 5 de Junio 2009, Leodoro Gonzales Uriarte, expresó su disconformidad con la sentencia que dictó el fuero castrense contra los jefes militares y policiales que estuvieron al mando de la operación de desalojo en Bagua, el 5 de junio del 2009.

El corresponsal de Ideeleradio informó que Gonzales Uriarte lamentó que el juez liquidador de Utcubamba, Uldarico Segundo Bojorquez Padilla, no haya agilizado hasta hoy el caso en el fuero civil. No obstante, calificó de un avance el fallo que dictó el Tribunal Militar-Policial, en su intento por alcanzar justicia.

El lunes, los familiares de las 21 víctimas del Baguazo realizaron una marcha por la ciudad pidiendo justicia a las autoridades de Bagua Grande. A su vez entregaron una carta al Ministerio Público y al Poder Judicial para que aceleren estos casos.

El general Luis Elías Muguruza fue condenado a tres años de pena privativa de la libertad suspendida por presunta omisión de cumplimiento de deber en función operativa. En tanto, se impuso dos años de cárcel suspendida al general PNP (r) Javier Luis Uribe Altamirano.





Primer congresista amazónico de la historia del Perú: awajún Nayap Kinin: Se investigará Baguazo sin ánimos de revancha
 
Eduardo Nayap (Gana Perú) dijo que el próximo Congreso realizará una profunda investigación de la muerte de policías y nativos en Bagua.

Eduardo Nayap kinin, quien es pastor protestante, licenciado en Teología y Sociología en la Universidad Nacional Heredia de Costa Rica, y nativo del pueblo Awajún y Wampis, de destacado protagonismo en las luchas contra los Decretos Legislativos “de la muerte”, con los que el saliente gobierno aprista pretendió entregar sus zonas de selva amazónica a la voracidad de empresas  trasnacionales, como exigencia del Tratado de Libre Comercio – TLC con los Estados Unidos. Produciéndose en el año 2009 lo que se denominó “el Baguazo”, la resistencia de miles de indígenas con enfrentamientos violentos ante la represión desatada por el gobierno, culminando en un cruento choque en la zona de Bagua, Amazonía peruana. Los indígenas lograron, con el apoyo de la masiva indignación nacional e internacional, derrotar al gobierno y echar atrás los Decretos.

Habrá una profunda y verídica investigación


Amazonas (Alberto Pintado).- El próximo Congreso realizará una profunda investigación de la muerte de policías y nativos en Bagua, ocurrida el 5 de junio del 2009, y la indagación se realizará sin ánimos de venganza o revancha, afirmó Eduardo Nayap Kinin (Gana Perú), el primer nativo awajún elegido congresista.

Fue al comentar el informe oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electoral (ONPE) sobre actas contabilizadas al 77.835%, que ubica a Eduardo Nayap Kinin (13,314) en primer lugar de las preferencias, seguido por José Alfonso Maslucán Culqui (12,522).

“Entre los puntos pendientes a tratar es una seria, profunda y verídica investigación sobre los lamentables sucesos del 5 de junio; hace casi dos años que este gobierno se ha esforzado en dar una desinformación al pueblo peruano de ocultar la verdad y nosotros creemos que eso no debe quedar así”, expresó a Ideeleradio.

“No son ánimos de venganza o revancha, sino para que el pueblo peruano conozca la verdad y que se asienten las responsabilidades de las personas que deben contestar y explicar esos casos. Vamos a solicitar una profunda investigación y eso es un planteamiento que ha hecho el comandante Ollanta Humala y, por supuesto, yo apoyo la propuesta y haremos una lucha para que eso se lleve a cabo”, aseguró.
       
Habrá investigación profunda del Baguazo

El virtual congresista señaló que con esta posible investigación se busca que los casos no resueltos no queden impunes y que los culpables asuman sus responsabilidades.

“[El] dejar impune esta situación abre [las] puertas para que otras circunstancias también queden en la impunidad y que no se resuelvan los problemas; últimamente en Islay con quienes nos hemos solidarizado y creo que este gobierno no ha tenido voluntad política para resolver las necesidades de los pueblos más necesitados del país, así que sí haremos un esfuerzo para que haya una investigación profunda sobre el Baguazo”, recalcó.

“No hay un solo punto que me interesa en el Congreso de la República, hay una gama de necesidades en la región Amazonas, yo no soy solo representante del pueblo nativo, mi condición de awajún no me da derecho de pensar solo en mi pueblo awajún y wampis, sino que soy representante de toda la región Amazonas”, concluyó.






















Fuerzas sociales de Amazonas convocan conmemorar hechos lamentables de Bagua

AIDESEP, 25 de mayo de 2011. La Federación de Estudiantes del Perú, SUTE Amazonas y la Federación Universitaria de Amazonas hicieron un llamado a la colectividad de la región para que participen en el evento conmemorativo “Para que no se vuelva a repetir” sobre los fatídicos sucesos del cinco de junio de 2009, cuando la policía se enfrentó a los hermanos indígenas que protestaban para la derogatoria de los decretos legislativos que pretendían vulnerar e invadir territorios indígenas sin la consulta previa.

El acto que se realizará en el auditórium de la municipalidad Provincial de Chachapoyas, el día viernes 27 de Mayo a partir de la 8.30 de la mañana, evento académico que contará con la participación de ponentes comprometidos con la defensa irrestricta de la vida  y el medio ambiente.

Carlos Navas del Águila, integrante de la Comisión Investigadora de los hechos de Bagua y actual secretario general de SUTE Amazonas, sostuvo que cree que estos hechos como los ocurridos en el 2009 no pueden volver a repetirse, por eso tienen un deber moral con la región y con nuestros hermanos indígenas y policías caídos, e incluso con nuestros hermanos que hasta la fecha siguen recluidos, como parte de la persecución política emprendida por este gobierno, por el simple hecho de haber defendido lo que por derecho propio le corresponde a cualquier peruano.



Asociación Interética de Desarrollo de la Selva Peruana:
 http://www.aidesep.org.pe/

Salvando la Selva: Canción para Pizango:
 http://www.pachakuti.org(...)salvando-selva.html

Triunfo AMAzónico:
 http://www.pachakuti.org(...)triunfo-amazonico.html

Ante el Parlamento Asturiano:
 http://www.pachakuti.org(...)masacre-amazonia.html

Bagua: Todas somos AMAzonía:
 http://www.kaosenlared.net(...)todos-somos-amazonia